5. Perfiles de la Comunidad Educativa

5.1 Estudiante Franciscana

La estudiante franciscana debe estar plenamente identificada con el Evangelio, el carisma franciscano y los principios de la Madre Caridad Brader, por lo tanto se caracterizará por cultivar los siguientes valores:

5.1.1. Identidad: Conjunto de potencialidades y limitaciones físicas y espirituales en el ser humano que definen a una persona y la hacen ser lo que es: única, irrepetible y con infinitas posibilidades.

5.1.2. Discernimiento: Capacidad de examen y reflexión, desde unos valores y principios, frente a situaciones o realidades que exigen una decisión.

5.1.3. Responsabilidad: Es asumir las consecuencias de nuestros propios actos, voluntarios e involuntarios, buscando siempre el crecimiento y la realización personal y comunitaria.

5.1.4. Servicio: Disposición oportuna e incondicional para comprometerse con las necesidades ajenas.

5.1.5. Sencillez: Es la transparencia y simplicidad en el actuar.

5.1.6 Sinceridad: Es la verdad que se expresa en las palabras y actuaciones diarias.

5.1.7 Gratitud: Es valorar el beneficio recibido, respondiendo a él con generosidad.

5.1.8 Alegría: Es el gozo del espíritu. La fuente más común y profunda de alegría es el amor, potenciado con el amor de Dios.

5.1.9 Superación: Actitud de permanente cambio y crecimiento, evitando el estancamiento a causa de los problemas y fracasos.

5.1.10 Convivencia Fraterna: Capacidad de aceptar y servir a los demás como hermanos, iguales en dignidad, pero valorando su propia identidad.

5.2. Educador


El educador del Colegio de la Santísima Trinidad será una persona íntegra, que contando con la presencia de Dios impregna su acción pedagógica del respeto y valoración de la persona humana.

Esta comprometido en la tarea de formar mujeres - damas que hagan realidad la civilización del amor.

Practica la sencillez, la acogida fraterna, la sinceridad, la ecuanimidad en sus relaciones interpersonales con todos los miembros de la comunidad educativa.

Dinamiza su acción, integrando los contenidos científicos y pedagógicos al plan pastoral de la Institución, con sentido de responsabilidad y pertenencia, convencido que de la fidelidad y profundidad de su trabajo depende el proceso y calidad de la labor educativa del colegio.

Está atento a los retos que el momento histórico le exige y es solidario con la sociedad manifestando una opción preferencial por los pobres, a quienes acompaña para que encuentren alternativas a sus problemas y necesidades.

5.3. Padres de Familia

Son los agentes directos en la educación de las niñas y soportes de la Institución para una sólida formación integral.

El padre de familia es el primer y principal educador de su hija. Estudia, se compromete y difunde la filosofía de la Institución.

Participa de la vida activa del Colegio, apoyando sus iniciativas, sus proyectos, sus decisiones, sus grupos de reflexión y coopera para que la niña tenga un ambiente familiar que favorezca la práctica de la educación que recibe en el Colegio.
Muestra sentido de pertenencia, asistiendo a todas las reuniones programadas por la Institución.

5.4. Exalumnas

La ex-alumna franciscana vive la mística adquirida en su Colegio y testimonia con su vida los principios cristianos recibidos durante su formación.

Colabora de una manera eficaz en la labor evangelizadora del Colegio y se integra a la Asociación de Exalumnas en los proyectos que buscan el bien de la comunidad.
Divulga con su ejemplo y testimonio de vida la formación recibida en el Colegio.

5.5. Personal Administrativo y Auxiliar

Son los colaboradores inmediatos y constituyen uno de los principales puntos de apoyo del proceso educativo y evangelizador.

Participan activamente en la formación de las estudiantes, mediante el testimonio de su trabajo cooperativo realizado con profundo sentido cristiano.

Asumen como propia la tarea educadora y evangelizadoradel Colegio. Se responsabilizan de la adecuación y organización de los recursos materiales de la Institución en función de todo el proceso educativo.